19 dic. 2000

Kresic, el mejor de la última década



El técnico croata es el que más partidos ha dirigido a la Unión Deportiva en los últimos diez años

La carrera para suceder a los técnicos de la UD Las Palmas parece haber llegado a un paréntesis. Parece que el perfil de Sergio Kresic ha sido el adecuado para llevar al conjunto amarillo a lugar que por historia se merece y ha implantado un estilo de juego que ha permitido sacar jugadores de la casa y darle un rendimiento al representante grancanario que hasta el momento sobresaliente.

Atrás quedan muchas decepciones, protagonizadas por un club con rancia solera en la máxima categoría y que se vio condenado a jugar en Segunda A e incluso en Segunda B.

Manolo Cardo fue el elegido para el gran reto del ascenso. Se confió en un técnico que no supo transmitir su filosofía futbolística y cuadró una de las peores estadísticas de los años 90, que le condenaron a ser sustituido, cuando se habían disputado 20 jornadas y había logrado sólo tres victorias, que no le acercaban al objetivo marcado.

Los máximos dirigentes de la Unión Deportiva querían repetir éxitos y contrataron a Roque Olsen, técnico que les llevó a la máxima categoría en la temporada 1984-85, obteniendo un nuevo récord al clasificarse matemáticamente cuando restaban cinco jornadas para la finalización del campeonato.

No se pudo repetir, la Unión Deportiva falló en su intento y no sabía la temporada que le esperaba. Se marcó un nuevo destino, que la afición amarilla jamás olvidará. Transcurrían los años más duros de la historia grancanaria.

Se contrató a Miguel Angel Brindisi para que lograra el objetivo marcado. El argentino no pudo aguantar la presión a la que fue sometido y resultó sustituido en la decimotercera jornada cuando sólo había logrado 11 puntos de 26 posibles. Su sustituto regresaba a la disciplina de la Unión Deportiva con ganas devolver al conjunto histórico a donde se merecía. Roque Olsen debutaba con derrota, pero después comenzó a levantar el vuelo de los amarillos. A pesar de ello, una grave enfermedad le obligó a ingresar en un hospital en Sevilla y Germán Dévora se hizo cargo del equipo los tres siguientes encuentros, en los que no conoció la victoria.

Los dirigentes amarillos comenzaban a desesperarse y contrataron al cuarto técnico de la temporada: Benito Joanet. Tras la disputa de diez jornadas, la Unión Deportiva Las Palmas logró una sola victoria, lo que motivó la destitución del técnico, a favor de Manuel León, que fue el que vivió el momento más delicado de esta fatídica campaña, el descenso.

Todo lo que se había luchado para recuperar la categoría perdida se fue al traste y sólo quedaba un consuelo: volver cuanto antes a la categoría de plata e iniciar un nuevo camino.

Para ello se contrató a Alvaro Pérez, bajo la presidencia de Luis Sicilia en el primer Consejo de Administración tras la conversión en Sociedad Anónima Deportiva. Las bases para la elección de este técnico canaria era por estar avalado por grandes éxitos con equipos de la cantera. A pesar de proclamarse campeón del grupo cuarto de la liga regular, se perdió la opción de ascenso en la liguilla de promoción al ser superados por el Hércules de Alicante. Fue la primera gran decepción de la afición amarilla, que no entendía cómo se escapó esta oportunidad, que tenían al alcance de la mano.

A pesar del buen papel realizado por el técnico canario se decidió sustituirlo por Iñaqui Sáez, pensando que quizás por su experiencia podría alcanzar la meta marcada. Su paso por la Unión Deportiva fue similar al de Alvaro Pérez. Tras un excelente campeonato en el que se logró 20 victorias de 38 posibles, el Salamanca fue el siguiente conjunto en truncar el camino amarillo. Se volvía a repetir la historia. Una fatídica liguilla volvía a dejar a la Unión Deportiva en Segunda División B, con una nueva decepción a sus espaldas.

Marco Antonio Boronat fue el elegido por aquello de la a "tercera va la vencida", pero no tuvo éxito y fue Paco Castellano el que cogió las riendas amarillas a poco del comienzo, pero volvió a fracasar en el intento, se quedó a las puertas del ascenso, por tercera vez consecutiva. En esta ocasión fue el Alavés el que se aprovechó de la inoperancia grancanaria.

Adrián Déniz sucede a Fernando Arencibia en la presidencia y se contrata a Pacuco Rosales como nuevo técnico. Era el décimo preparador que pasaba por el banquillo de la Unión Deportiva en sólo cinco temporadas, por lo que el reto que debía asumir no era nada fácil.

Tras un excelente campeonato en el que se lograron 23 victorias, Las Palmas llegaba a la promoción. La historia no era nada favorable y se temía en una nueva decepción. ¿Cómo se podía haber truncado el ascenso en tantas ocasiones? Esta era la pregunta que se hacían los aficionados amarillos, pero Pacuco Rosales despejó las dudas, devolvió las ilusiones a aquellos que las habían perdido y renació la idea de volver a Primera División.

Para el técnico grancanario "esto fue una experiencia inolvidable. No se trataba de una ilusión sino de un reto. El llegar al representante de tu ciudad era muy importante y la verdad es que mantengo un recuerdo grato", afirmó. "Además, prosigue Pacuco Rosales, "en esa etapa se logró el ansiado ascenso de categoría. Las Palmas es un equipo que tiene un historial impresionante y me alegro mucho de haber llegado a dirigirlo".

Los dirigentes amarillos no quieren volver a pasar un mal trago y realizan una serie de fichajes para la siguiente campaña. Los argentinos Walter Pico, Simionato y Turu Flores, que se convirtió en la incorporación más cara de la historia por más de 500 millones, se unieron al inglés Samways, Sandro, Rojas..., pero se comienza la temporada con mal pie y en sólo seis jornadas Pacuco Rosales es cesado y el cargo pasa a las manos de Angel Cappa, que tampoco logra los objetivos marcados y es sustituido por Paco Castellano, que es el que finaliza la temporada. A pesar del mal papel realizado en la Liga, se logró llegar a las semifinales de Copa, donde el equipo fue eliminado por el FC Barcelona.

Se comienza a planear la siguiente temporada y es García Remón el designado para lograr el ansiado ascenso. Pero la historia de la promoción se volvía a repetir. Era el Oviedo, en esta ocasión, el que se cruzaba en el camino amarillo y dejaba en la cuneta al representante grancanario.

En la entidad no se sabía qué hacer para recuperar el prestigio perdido y se pensó, de nuevo, en Paco Castellano como revulsivo. El técnico mantuvo su cargo hasta la trigésimoquinta jornada, cuando fue sustituido por Juan Antonio Quintana, que se limitó a concluir la campaña con dignidad. El técnico grancanario, que desde entonces continúa con sus labores en el conjunto de Tercera División, ante aquel importante reto dijo que "fue una grandísima experiencia".

Una temporada más tarde, la afición amarilla vio como un sueño largamente acariciado se hacía realidad. Fue Sergio Kresic el encargado de devolver a la Unión Deportiva a donde, por historial, se merecía estar, la élite del fútbol español, la Primera División.

Lo del técnico croata no fue nada fácil. Aceptó el reto isleño, después de estar dirigiendo a un conjunto de Primera División, el Valladolid.

La necesidad de lograr el ascenso, meta inexcusable cada inicio de temporada, habían pasado factura a muchos técnicos. Sergio Kresic la aceptó y supo aguantar la fuerte presión a la que fue sometido, sobre todo cuando la Unión Deportiva vivió los momentos más difíciles de la temporada.

Así, tras ofrecerle el Consejo una amplia renovación, Kresic se limitó a centrarse en la labor por la que llegó a la Isla: el ascenso. Lo consiguió a falta de tres jornadas y se apresuró a dedicar el éxito a su padre y hermano, recientemente fallecidos, y pidió perdón por no poder demostrar lo que realmente sentía. Sobre el secreto que ha mantenido a Sergio Kresic en el cargo, Pacuco Rosales fue claro y dijo que "la única receta que existe son los resultados. Las Palmas ha seguido en esta campaña realizando un papel muy bueno y, hasta el momento, se están cumpliendo las expectativas fijadas".

Por su parte, Quintana Nieves declaró al respecto que "desconozco los secretos que han llevado a Sergio Kresic a la continuidad, pero tiene la confianza del Consejo de Administración y el hecho de haber logrado el ascenso le permite ganar enteros".




Publicado en diciembre de 2000 en El Partido y en Depormanía



No hay comentarios: