31 oct. 2004

El momento de escuchar

Iñaki Sáez, ex-seleccionador nacional absoluto, lidera la charla sobre 'Formación del Fútbol Base y Escuelas de Fútbol'

Un privilegio. De tal magnitud se puede catalogar la presencia del ex-seleccionador nacional absoluto, Iñaki Sáez, en el Auditorio de Los Silos. Allí, el técnico vasco sacó lo mejor de su experiencia profesional para plasmarlo en el interés del público asistente. No defraudó a las expectativas y, si bien se esperaba algo más de presencia, el vasco aseguró regresar a la isla para colaborar en proyectos y eventos de esta índole. Sin duda, un acierto por parte de la organización, que realizó un gran esfuerzo para engordar la historia futbolística del municipio norteño.

"Cada vez se apuesta más por el fútbol base en España", indicó Iñaki Sáez durante la charla que tuvo lugar el pasado viernes. Junto al técnico vasco se encontraban Ramón Hernández, secretario de la FTF, Andrés Clavijo, seleccionador de Canarias, Nolito Sánchez, profesor de la Escuela de Entrenadores y Sergio Hernández, director del Colegio de Arbitros, entre otros.

Sáez, nacido en Bilbao (23-04-1943), aprovechó su excelente trayectoria para descifrar los secretos que esconde los primeros años de vida en el fútbol. Además, recordó que "el fútbol base de España es el mejor clasificado a nivel mundial, sobre todo a nivel europeo, porque en los últimos ocho años hemos llegado a 17 finales, de las que hemos ganado diez. Esto es muy difícil de firmar y en Europa, España es la Selección que más títulos ha ganado. No se ganan campeonatos porque se tenga suerte, se logran por el trabajo que viene de años atrás. Hay gente en España que está trabajando muy bien y que está dando oportunidades a los canteranos".

El preparador vasco reconoce que en la actualidad "los equipos apuestan más por los jugadores jóvenes y esto es posible porque se está trabajando bien en las categorías inferiores. Tenemos casos recientes, como el jugador del Sevilla Diego Capel, o Cesc, del Arsenal".

Los pasos.- Iñaki Sáez dividió la formación en la Escuela de Fútbol en diferentes fases. La primera de ellas se basaba en qué debe tener. Así, el preparador indicó que "lo primordial es que posean unas instalaciones deportivas adecuadas. Unas instalaciones en las cuales se pueda practicar el fútbol el mayor tiempo posible. Afortunadamente, con la aparición de la hierba artificial se ha mejorado ostensiblemente este aspecto. Ahora, un futbolista que trabaja en césped artificial es mucho mejor que el que lo hace en tierra. Al ser la superficie más rápida, la forma de pensar del futbolista, es también más rápida. Por lo tanto, con los campos de hierba artificial, tenemos las instalaciones adecuadas para iniciar la formación del futbolista".

"Otro de los factores más importantes", añadió, "es que la Escuela tiene la misión de mejorar al futbolista. Las cualidades de cada jugador debe reforzarse y tratar adecuadamente todas las condiciones que posee".

Asimismo, el entrenador bilbaíno destacó la importancia que tiene un tercer aspecto: ¿Quién enseña al futbolista?. Sáez recalcó que "el profesor debe tener una afición desmedida, que le guste enormemente el fútbol porque así puedes transmitirlo bien al jugador. El entrenador tiene que tener una experiencia técnica, es decir, si ha jugado al fútbol mucho mejor. Uno que ha jugado al fútbol, ha vivido ciertos sentimientos que puede transmitir posteriormente. Además, se tiene que preocupar de sacar un título. Hay que aprender algo de fútbol, hay que tener unos conocimientos mínimos que se dan en la Escuela".

Por último, el cuarto aspecto está relacionado con el programa de trabajo a desarrollar. Este debe estar definido, fundamentalmente, por la edad que posea el receptor: "hasta los nueve años, el niño se divierte jugando un partido. Le interesa jugar, participar, meter goles.... En esta edad es cuando va cogiendo el sentido de la competitividad, que luego tiene que ir manifestando a lo largo de su carrera", explicó Sáez.

Edades.- El seleccionador nacional de la selección Sub-21 hizo especial hincapié en el funcionamiento de la Escuela cuando el futbolista entra en una edad determinada (de 9 a 12 años). Según Sáez es "la edad en la que se deben aprender los fundamentos del fútbol. Es cuando tiene que saber lo que es driblar, desmarcar, golpear, manejar el balón y todo este tipo de cosas debe saberlo en esta edad. Es la mejor porque es cuando mejor imitan. Ellos están jugando al fútbol intentando hacer lo que ven en otros sitios, sobre todo en la televisión. Por ello, también es bueno que las Escuelas de Fútbol de élite empleen técnicos que hayan sido jugadores del club. Esto es relevante porque los chavales estarán atentos al máximo".